Abrazar el fracaso y seguir intentándolo. | Felipe Gonzalez Gervaso

El miedo al fracaso es uno de los sentimientos más comunes entre las personas, incluso las personas exitosas alguna vez temieron de cometer errores graves que los lleve al fracaso rotundo. Sin embargo, quedar paralizado por los miedos y temores simplemente tendrán un efecto aún peor que el de fracasar alguna vez.

Fracasar significa que se ha intentado algo y eso es algo bueno, es por eso que no hay que dejarse vencer ante el miedo, ya que este ni siquiera nos dará la oportunidad de intentarlo, simplemente nos mantiene en un estado pasivo del que es fácil quedar atrapado incluso durante toda nuestra vida, llevándonos a la frustración y depresión de nunca haber cumplido nuestras expectativas y metas de nuestra vida.

Abrazar el fracaso es algo que debemos de entender como algo necesario en nuestras vidas, pero es muy difícil ya que vivimos en una cultura donde el error se castiga, se menosprecia y se convierte en motivo para rebajar a las personas y su trabajo. En culturas donde se comprende a la perfección que el fracaso y el error son el alimento de la perfección y el  éxito, las condiciones de vida son mejores debido al progreso que se logra impulsando a las personas y sus ideas.

 

Debemos de mentalizarnos y educarnos a nosotros mismos para quitarnos esa idea errónea de que el fracaso es algo malo. Permítete salir a cometer errores, pues mientras más errores tengamos, mayor es la sabiduría de aquel que es inteligente pero que nunca ha fallado.  Pero esto no quiere decir que debas de cometer errores a propósito y causar problemas mayores, más bien quiere decir que no debes de conformarte de quedarte en tu zona de confort, si quieres ir más lejos, sal al mundo e intenta dar lo mejor de ti, apartando el miedo a algo que posiblemente nunca suceda: el fracaso.

 

 

Muchas veces estamos predispuestos al fracaso cuando ni siquiera se tiene una garantía de que eso suceda, eso se deriva a veces de traumas de la infancia o de fracasos anteriores, pero te has preguntado, ¿Qué persona serías hoy si hubieses abrazado tus fracasos pero seguido adelante en aquel entonces?, tal vez una persona con más confianza, una persona exitosa, con otra actitud, o tal vez estarías viviendo otro estilo de vida, etc.

 

 

Abrazar el fracaso significa aprender de tus errores para no volverlos a cometer, también significa tener una mejor actitud ante los errores no permitiendo que estas te afecten más de lo que debería, también es signo de que la confianza en ti mismo se está desarrollando y una señal segura de que no abandonarás por algo tan natural y humano como cometer errar.

 

 

 

Tal vez ya hemos olvidado que hoy podemos correr gracias a los tropezones que tuvimos de pequeños cuando aprendíamos a caminar, y de que el ser humano se encuentra en un estado permanente de aprendizaje. Por eso abraza tus fracasos, dales un nuevo significado y siempre sigue intentando dar lo mejor de ti.

Espero que te sea de ayuda. Felipe González Gervaso

Share This