Crea, anota y desarrolla tus ideas | Felipe Gonzalez Gervaso | Felipe Gonzalez Gervaso

Crea, anota y desarrolla tus ideas

El mundo moderno demanda a emprendedores creadores y capaces de materializar sus ideas. Cuando no se crea un proyecto auténtico y novedoso, las probabilidades de tener éxito son escasas, así lo asegura Felipe González Gervaso, especialista en liderazgo y emprendimiento.

Pero, más allá de la originalidad de un proyecto, el experto cree que esto depende de tu capacidad de crear e innovar, incluso sostiene que no es tan recomendable etiquetar las ideas de “buenas” o “malas”, pues ellas solo surgen y pierden fuerza cuando se comparan con otras.

Ahora, para ser más creativo el especialista en emprendimiento asegura que la clave está en  hacer una gestión adecuada de ideas. ¿En qué consiste esto? ¡Sigue leyendo!

El proceso creativo y su gestión

 

A todas las personas se le ocurren ideas originales, pero a veces suelen creer que no son creativas. Lo mejor es no juzgarlas, ya que esta acción puede tener una repercusión negativa en tu poder para crear.

Si no te gusta una idea, no la deseches en un primer momento, trata de perfeccionarla o añadirle otros elementos que le proporcionen ese toque personal, novedoso y auténtico. De este modo notarás como tu nivel de originalidad irá creciendo progresivamente hasta que consigas el máximo potencial.

Anota tus ideas

 

Según los especialistas y expertos en autoayuda, muchos de los grandes empresarios han destacado por punto en común: se han propuesto cambiar al mundo con sus productos. Pero, no solo sus perspectivas le han permitido lograr sus objetivos, también administraron correctamente sus ideas.

La mayoría de los empresarios reconocidos apuntaban sus ideas en un cuaderno e iban realizando cambios a medida que descubrían nuevas formas de perfeccionarlas. ¿Por qué no seguir esta estrategia?  Anota qué es lo que deseas ofrecerle al mundo con tu producto, qué problemas soluciona y cómo consolidarlo en el mercado. Eso sí, tómate tu tiempo.

 

Desarrolla tu idea

 

Este quizá sea el punto más importante durante el proceso de gestión de ideas, dado a que tus ocurrencias pueden ser geniales, pero ¿qué sucede si no la desarrollamos? ¡Sencillo!, no podrás demostrarte a ti y al planeta entero lo que eres capaz de hacer.

Investiga, evalúa y busca asesoría de cómo puedes desarrollar tu idea, especialmente si es un producto único y novedoso. En caso que no sea tan innovador, pero igual es un proyecto viable,  concéntrate en buscar nuevas estrategias y formas de posicionarlo.

Felipe González Gervaso sostiene que no siempre hay que guiarse por las tendencias que siguen los demás, así que aconseja crear tus propios métodos y técnicas para  diferenciarte del resto.

Pixabay.com

Share This