El logro de un objetivo debe ser el punto de partida de otro | Felipe Gonzalez Gervaso

 

El logro de un objetivo debe ser el punto de partida de otro

Uno de los secretos de la vida moderna para alcanzar el éxito, es que debes trazarte varios objetivos hasta cruzar la meta final, así lo asegura Felipe González Gervaso, quien es especialista en autoayuda y emprendimiento.

Porque sí,  la idea de plantearnos varios objetivos es poder acercarnos más y más nuestro objetivo general. ¿No lo tienes muy claro? Si sigues leyendo este post, conseguirás entenderlo mejor.

La importancia de ir paso a paso

Para nuestro coach no hay mejor forma de explicar un tema que ilustrándolo con algún ejemplo práctico y palpable. Por lo que, en esta ocasión vamos a poner a un atleta de triatlón como protagonista de este post.

Si no sabes de qué va el triatlón, se trata de un deporte muy exigente que demanda la realización de tres disciplinas deportivas: natación, ciclismo y carrera a pie.

Bien, en una competencia perteneciente a esta categoría deportiva, nuestro atleta tiene un objetivo general: alcanzar la meta (porque a veces muchos ni siquiera logran superar el desafío).

Pero, para conseguir este objetivo general debe alcanzar tres objetivos esenciales. El primero; pasar la prueba de natación (atravesando un lago extenso), el segundo; recorrer un largo trayecto conduciendo una bicicleta y, el tercero; correr hasta atravesar la meta final.

 

 

 

emprendedores running-573762

¿Cuál es la moraleja del cuento?

Es simple, así como el atleta de triatlón tuvo que lograr tres objetivos hasta conseguir su objetivo principal, tú deberás trazarte una serie de pequeños objetivos para poder materializar tu proyecto de vida o tu sueño.

Por esta razón, es que nuestro experto en motivación nos aconseja, al decirnos que “el logro de un objetivo debe ser el punto de partida de otro”.

De hecho, una vez que alcanzas un objetivo general, lo más natural es que aparezca otro objetivo general que te obligará a establecerte otros micros-objetivos.

En el caso del deportista de triatlón (que colocamos de ejemplo), el objetivo general era alcanzar la meta. Ahora, una vez que lo consiga, lo más probable es que su próximo objetivo general sea ganar la siguiente competencia.

De esto se trata; de ir actuando  paso a paso hasta poder lograr lo que nos proponemos. Y es que todo proyecto de vida deriva de un objetivo general, pero ¿cómo lo alcanzo?, ¿qué acciones debo ejercer?, ¿qué necesito para acercarme a él?

 

 

Es precisamente en estos puntos -según Felipe González Gervaso– de donde surge la necesidad de establecernos “pequeños” objetivos.

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This