Emprendedor. Amarse en la justa medida | Felipe Gonzalez Gervaso | Felipe Gonzalez Gervaso

Emprendedor. Amarse en la justa medida

Emprendedor. Amarse en la justa medida. El autoestima es la capacidad que tiene la persona de valorarse, amarse y aceptarse a sí mismo. Según el experto en motivación y autoayuda, Felipe González Gervaso, las personas que tienen una autoestima elevada suelen reportar menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que aquellos con autoestima baja.

De modo similar, las personas con una autoestima elevada manejan mejor el estrés yexperimentan menos efectos negativos en la salud.

¿Cómo se desarrolla la autoestima?

 

La época importante para el desarrollo de la autoestima es la infancia intermedia. El niño compara su “yo real” con su “yo ideal”, se juzga a sí mismo por la manera en la que alcanza los patrones sociales y las expectativas que se ha formado de sí mismo.

 

Las opiniones que los niños hacen de sí mismos tienen un gran impacto en el desarrollo de su personalidad, en especial en su estado de ánimo habitual. Por tanto, la autoestima se basa en la apreciación que se tiene de sí mismo, así como, de todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que se recogen durante la vida.

Tipos de Autoestima

 

La autoestima se puede desarrollar de tres maneras:

  • Autoestima Alta (Normal): La persona se ama, se acepta y se valora como es.

 

  • Autoestima Baja: La persona no se ama, no se acepta ni valora sus cualidades.

 

  • Autoestima Inflada: La persona se ama más que a los demás y valora exageradamente sus cualidades.

 

Para el especialista Felipe González Gervaso, quienes tienen alta autoestima reconocen qué pueden hacer y qué deben mejorar. Se sienten bien consigo. Expresan su opinión de forma directa, clara y sencilla. No temen relacionarse con los demás. Identifican y expresan sus emociones. Participan en las actividades que se desarrollan en su entorno.

 

Emprendedor. Amarse en la justa medida. Diferencias entres personas con autoestima baja y alta

 

Las personas con autoestima baja suelen ser indecisos, por lo que, tienen un miedo exagerado a equivocarse. Solo toman decisiones cuando están completamente seguros de los resultados que obtendrán. Piensan que no pueden lograr sus objetivos ni demostrar sus conocimientos con éxito. No valoran sus capacidades. Se sienten inferiores en todo momento. Tienen miedo a arriesgarse y la ansiedad los domina.

 

Por otro lado, las personas con autoestima sumamente alta creen poder hacerlo todo, porque no hay nadie mejor que ellos. Sienten que tienen siempre la razón. No ven los riesgos de sus acciones debido a la seguridad extrema que experimentan. Creen ser amados por todos. Hablan en extremo y son escandalosos.

 

Finalmente, Felipe González Gervaso, quien también es experto en liderazgo y emprendimiento, recomienda conocer cada uno de los componentes de la autoestima que te permitirá entender mejor su desarrollo y reconocer la importancia de ella en tu vida. Debido a que la autoestima afecta a todo el comportamiento humano y recibe importantes influencias desde la infancia hasta el último momento de la vida.

 

 

Imágenes: Pixabay.com

Share This