Emprendedor o Auto-empleo. Claves para diferenciarlos.  | Felipe Gonzalez Gervaso

Emprendedor o Auto-empleo. Claves para diferenciarlos. En el mundo de los trabajadores autónomos, no todos son exactamente iguales. La realidad es que existe una diversidad de modalidades para aplicar y es muy común confundirlas, basándose en sus aspectos comunes. Es por eso que  te traemos algunas claves para que puedas diferenciar: Emprendedor o Auto-empleo.

Aunque pueden compartir algunas características en común, como por ejemplo no estar en una relación de subordinación una corporación o que en ninguno de los casos existe una figura externa controlando tus horarios o movimientos.

Presta atención a las siguientes claves para diferenciar emprendimiento de autoempleo:

Salario

Una de las primeras y más sencillas formas de distinguir estas dos modalidades es por medio del salario recibido. Las personas bajo la figura de autoempleo ganan un pago por cada trabajo cumplido. En tanto el emprendedor obtiene rentabilidad por la inversión que ha realizado.

Esto no significa que el auto-empleado no haya realizado una inversión, solo que sus ganancias son proporcionales a las horas y el esfuerzo que invierta en su trabajo.

Conocimiento, tiempo y dinero

Como mencionamos anteriormente el autoempleo significa canjear dinero por el tiempo empleado en un trabajo. Esta actividad suele requerir conocimientos técnicos para ser ejecutada.

Los emprendedores requieren de Inteligencia Financiera, pues su éxito y ganancias se basan en su habilidad para gestionar y rentabilizar el dinero invertido en la idea del negocio.

Creativo o mecánico

Si tus actividades son continuas y mecánicas, seguramente estas en la categoría de autoempleo. Por el contrario si tú día a día transcurre en actividades creativas, aportar ideas, conseguir soluciones, eres un emprendedor.

Plazo de los resultados

Como venimos diciendo, los autoempleados dependen de sus horas de trabajo diario para obtener ganancias, por lo tanto, sus resultados y planificación se realizan a corto plazo. En cambio, cuando se está emprendiendo, se apunta a los planes y metas de mediano y largo plazo.

Independencia o Dependencia

Basados en todas las descripciones anteriores sobre plazo de los resultados, tiempo invertido y ganancias, es fácil observar que el autoempleo es una relación de dependencia. Esto se traduce en: sin trabajo, sin dinero. En los casos de emprendimiento, el objetivo a largo plazo es poder recibir las ganancias de la rentabilidad, independientemente del trabajo realizado.

Formación

Sin ánimos de generalizar, los autoempleados se encuentran en una posición de comodidad con su formación. Son escasas las situaciones en que deban adquirir nuevos conocimientos para desarrollar su actividad.

Contrario a esto, los emprendedores están en una imperiosa necesidad, constante, de formarse para poder adaptarse y continuar dando respuesta a las actividades que se presentan.

Ahora que conoces las diferencias entre emprendedor o autoempleo, ¿Cuál vas a elegir para cumplir tu sueño?

Share This