Emprendedor: Las palabras que usas también determinan tu éxito. | Felipe Gonzalez Gervaso

Emprendedor: Las palabras que usas también determinan tu éxito. Las palabras que retumban en nuestra mente y el vocabulario que utilizamos para referirnos a nuestros proyectos, no solamente tienen el poder de influir en nosotros mismos, sino también en nuestras posibilidades de alcanzar el éxito, así lo asevera, Felipe González Gervaso, experto en motivación y autoayuda.

Asimismo, plantea que la palabra tiene un poder incalculable ya que definen nuestras convicciones y creencias, así como también nuestro nivel de autoestima y dejan entrever nuestra capacidad de lidiar con los problemas.

Cambia tus palabras y notarás un cambio en tu vida

El vocabulario y las palabras que usamos diariamente podrían cambiar el curso de nuestras vidas, tanto para bien como para mal. De modo que debemos ser cuidadosos con los términos que empleamos en nuestro día a día.

Ahora, ¿qué palabras no deberías usar? ¡Seguro ya las conoces!

Expresiones que indiquen desconfianza

En el caso de los emprendedores que tienen una meta definida, lo mejor es evitar expresiones que reflejen inseguridad en relación a la viabilidad del proyecto de negocio o la efectividad de alguna actividad en concreta.

Por ejemplo: “Voy a probar suerte”, “es bastante difícil”, “no sé si lo podrá lograr”… Estas frases son una muestra palpable de que no tienes confianza en ti mismo y dudas de que el proyecto pueda tener éxito.

Felipe González Gervaso, quien también es especialista en liderazgo y emprendimiento, plantea que si continúanos alineándonos con estas energías, lo más seguro es que no consigamos los resultados que esperamos.

 

Frases ofensivas

Es necesario cambiar esas expresiones auto-ofensivas que utilizamos cuando alguna actividad no sale como queremos: ¡Soy un idiota!, ¡que tonto fui!, etc.

Estas palabras denotan poco afecto por nosotros mismos y la escasa confianza que nos tenemos, además demuestran que no nos creemos capaces de cometer un error y que no podemos levantarnos para continuar.

 

¿Por qué hacer un cambio en nuestro vocabulario?

Cuando reemplazamos palabras negativas por términos que proyecten confianza y motivación, automáticamente modificamos nuestros pensamientos, es decir, la manera de visualizar una situación, los sentimientos y la forma cómo nos perciben las demás personas.

Sin embargo, no basta con utilizar expresiones de motivación -superficialmente- para conectarnos con aquellas energías que nos encaminen hacia el éxito, en nuestro lenguaje interior también hay que erradicar aquellas palabras que nos indican desconfianza, carencias, dudas y falta de autoestima.

 

 

Pixabay.com

Por lo tanto, el experto Felipe González Gervaso sostiene que debemos hacer un esfuerzo por eliminar de nuestro vocabulario (externo e interno) aquellas palabras negativas que podrían llegar a convertirse en nuestro karma.

Share This