Emprendedor: ¡Reconoce tus malas decisiones! | Felipe Gonzalez Gervaso

Emprendedor: ¡Reconoce tus malas decisiones!

Para el experto en liderazgo y emprendimiento, Felipe González Gervaso, una de las habilidades principales que debe tener un emprendedor es la voluntad de admitir sus malas decisiones, ya que esto forma parte de su evolución como persona y empresario.

Contratar a la persona incorrecta, escoger la estrategia menos viable para el proyecto o no escuchar los consejos de quienes te acompañan, son errores que cometemos mucho dentro del campo empresarial. Pero, reconocer que hemos incurrido en un fallo nos deja un gran aprendizaje y nos permite seguir creciendo, además nos traza mejor la senda que debemos seguir.

¿Cómo encarar tus malas decisiones?

 

Los desafíos constantes y la toma de decisiones pueden resultar agotadoras durante todo el camino, incluso existe la posibilidad de que comencemos a dudar de nuestras capacidades de liderazgo, pero admitir que hemos cometido un error podría mejorar el clima de trabajo y aprender acerca de qué es lo que no debes hacer.

Sin embargo, es posible que muchos presentemos problemas para aceptar nuestras malas decisiones, de manera que el especialista Felipe González Gervaso nos ha compartido algunos consejos para afrontar nuestros errores. ¿Empezamos?

Reconocerlo

El primer paso para encarar una mala decisión es aceptarla. Culpar a los demás agravaría la situación, es necesario visualizar los inconvenientes que se presenten dentro de la empresa de una manera más objetiva para definir la raíz del problema, de esta forma podrás darte cuenta que toda la responsabilidad recae en ti.

 

Apartar el orgullo y aprender de tu error

No es suficiente admitirte a ti mismo que tomaste una mala decisión, también hay que tener valor de desprenderte de tu orgullo y aceptar frente al personal que la responsabilidad fue tuya, pero especialmente hay que reconocerlo siendo optimista y planteando que todo tiene solución.  Recuerda que los errores son parte del aprendizaje.

 

Solucionarlo

Una vez que reconozcas tu error y lo admitas públicamente, solo queda repararlo. ¿Cómo? En este punto es donde tendrás que sacar a relucir tus habilidades como líder, por tanto, debes tener visión y capacidad resolutiva para dirimir los problemas que han germinado de tus malas decisiones, todo sin perjudicar  a tus empleados o a quienes te rodean.

Por último, Felipe González Gervaso, quien también es especialista en temas de crecimiento personal y autoayuda, indica que admitir y solucionar tus malas decisiones te ayudará a ganarte el respeto de tus empleados dentro de la empresa.

 

imágenes Pixabay.com

Share This