Éxito. Consejos contra el mal humor. | Felipe Gonzalez Gervaso | Felipe Gonzalez Gervaso

 

El mar humor es uno de los síntomas más directos de que algo no está bien en nuestro cuerpo y mente, ya sea producido por un malestar físico como alguna enfermedad, cansancio, condiciones climáticas desfavorables, o por cuestiones emocionales como temores y estrés, que nos hacen sentir irritables y mostrar mal humor.

Sufrir de mal humor muy frecuente puede ser algo muy contraproducente no solo para ti, sino para las personas que te rodean. El mal humor está asociado a problemas de salud como la gastritis y enfermedades del corazón, migrañas y toda clase de enfermedades, ya que el estrés que lo acompaña debilita nuestro sistema inmune. Además, crea conflictos en nuestras relaciones con nuestros seres queridos y otras personas de nuestro círculo social, dificultando la comunicación y la confianza, las personas que tienen frecuentes episodios de mal humor pueden irse aislando.

 

Saber qué es lo que nos molesta es uno de los primeros pasos, aunque puede ser a veces muy evidente lo que nos pone de mal humor, a veces las emociones y situaciones suelen ser demasiado complicadas y engañosas, seguramente más de alguna vez te has sentido molesto y no sabes por qué si has tenido un buen día. A veces factores como no haber descansado bien, o una infancia mal influenciada son los detonantes del mal humor que a veces pasamos por alto.

 

Identificar lo que nos molesta nos puede ayudar a revertir dicha emoción, al tratar de arreglar ese problema o situación que nos aqueja, además nos ayudará en el futuro para evitar ser expuestos a la misma situación. Hablar con tus familiares y amigos sobre ello, es una buena medida para que puedan comprenderte y no sean causantes de aquel detonante. Pero, desde luego es mejor tratar de cambiar nuestra perspectiva de los problemas y situaciones.

 

La actitud con la que vivimos y la manera de ver la vida, son cosas que podemos cambiar en nosotros. A veces tenemos la mala costumbre de quejarnos demasiado de lo que tenemos que hacer o pasar, o estamos pre dispuestos frente a alguna persona o situación debido a una mala experiencia. Pero como dicen por ahí, es mejor ver el vaso medio lleno, que medio vacío. Siempre se puede sacar un pensamiento o aprendizaje positivo incluso de la experiencia más negativa.

 

 

Pero no solo se trata de conocer qué enfocarnos en lo que nos molesta, también es vital saber qué es lo que nos alegra y nos pone de buen humor. Escuchar tus canciones favoritas, tomar una copa de vino, mirar tu serie o película favorita, comer aquella marca de chocolate que te encanta, reunirte con tus amigos para pasar un buen rato, etc., puedes usarlas como armas para frenar el mal humor antes de que termines desquitándote con inocentes o complicando más el problema.

 

 

Recuerda que hay métodos naturales que ponen de buen humor, por ejemplo, salir a dar una caminata o practicar un deporte es algo que nos hace enfocarnos en algo distinto  y despejar nuestra mente.

Share This