Éxito: ¿Suerte o constancia? | Felipe Gonzalez Gervaso

Éxito: ¿Suerte o constancia?. Algunas personas creen que el éxito es solo cuestión de suerte y dejan sus sueños al destino, pero aquellos que sostienen esta creencia nunca alcanzan sus metas porque no tienen un plan sólido y concreto, además actúan deliberadamente,  así lo asegura el experto en autoayuda y emprendimiento, Felipe González Gervaso.

Según nuestro especialista el éxito deriva de la constancia no de la suerte y el azar. ¿Por qué? La verdad es que todas las personas que alcanzado sus sueños -por sí solas- han sido consecuentes en sus acciones y se han esforzado muchísimo para conseguirlo.  

 

 

 

¡El poder de la constancia!

La constancia es actuar en nuestro día a día, es decir, construir nuestro destino con pequeñas acciones diarias.

Y es que a medidas que seamos constantes, nos vamos convirtiendo en personas autodidactas y capaces de identificar las oportunidades en cualquier lugar, incluso desarrollamos la capacidad de rectificar para crear y modificar estrategias que ya hemos aplicado, convirtiéndolas en instrumentos muy eficaces.

Sin lugar a duda, la constancia es primordial para ser una persona exitosa, no solamente porque abre camino al logro de nuestros objetivos, sino que también hace que el esfuerzo no sea tan desmesurado, ya que realizar una pequeña acción todos los días es más efectivo que hacer un gran esfuerzo de un solo tirón.

 

El que persevera alcanza, pero…

Si bien el especialista Felipe González Gervaso ha aseverado que la constancia es uno de los componentes esenciales para ser exitosos, también ha revelado que puede convertirse en un arma de doble si aspiramos conseguir resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

Por esta razón, ha enfatizado que debemos ser muy cuidadosos al ser constantes en el error, porque de lo contrario correremos el riesgo de crear un círculo vicioso del cual es muy difícil salir.

Asimismo, el experto en emprendimiento recomienda no trazarnos planes muy difíciles de ejecutar, pues podría resultar muy agotador y el nivel de eficacia no será el que deseamos.

Lo mejor es establecernos tareas o acciones sencillas por varios días (pueden ser tres) y… ¡listo! Inténtalo y verás que puedes conseguir excelentes resultados siendo constante y perspicaz.

Eso sí, Felipe González Gervaso asegura que cuando te conviertes en una persona consecuente, no puedes pisotear la fuerza de la constancia con la incursión en vicios y actividades pocos productivas, de lo contrario, no contarás con la suficiente determinación para alcanzar el éxito.

Pixabay.com

Share This