La decisión es desde el interior | Felipe Gonzalez Gervaso

La decisión es desde el interior

Las decisiones deben tomarse de adentro hacia fuera; sí, desde tu interior. Este es uno de los mejores consejos que nos han podido compartir los especialista en autoayuda y motivación, y además explican que más allá de investigar, analizar y valorar, siempre hay que escuchar nuestra voz interna.

Quizá te parezca un poco “cursi”, pero, una corazonada podría ser tu mejor consejera a la hora de tomar una decisión.

Y es que a veces nos dejamos llevar por la información que recolectamos o por lo que nos dicen. Sin embargo, muy en el fondo sabes que elegiste la opción equivocada o realmente te gustaría ir por otro camino. ¿Quieres otro consejo? NO ignores esa voz interior.

Cómo tomar una decisión desde el interior

Lo primero a tener en cuenta para hacer una elección desde adentro es conocerte a ti mismo y, determinar si eres capaz de reconocer cuando algo no te convence del todo por muy bonito que parezca.

Esto significa que es necesario indagar en uno mismo y llenarte de coraje para mirarte por dentro, sin autoengaños ni excusas, y preguntarte ¿esto es lo que realmente quiero?, si la respuesta es no, entonces ya sabes qué hacer.

En caso de que esa voz interior te grita que está 100% segura de que ese es el camino que definitivamente quieras tomar, entonces es el momento de mirar de frente lo que deseas, abrazarlo, reconocerlo, quererlo y respetarlo.

 

 

         Cuando la decisión es de adentro no hay lamentos

No nos engañemos, esto de “escuchar tu vos interior”, “confiar en tu instinto”, “mirarte por dentro” o “dejarte llevar por lo que te dice el corazón”, puede que te suene como algo sin sentido desde el punto de vista del razonamiento y la lógica. Pero, ¿sabes qué? estas cosas tienen más poder de lo que muchos imaginan.

Si más allá de todo el análisis y las valoraciones que realizaste, dejas un espacio para escuchar tu voz interior, ten por seguro que la decisión será más directa y contundente.

Incluso,  esta es una forma de evitar arrepentimientos diciéndote una y otra vez: “debí hacerlo caso a mis instinto”.

Son pocas las personas que hablan de esto, pero créenos, suele pasar, ¿o no? la decisión debe tomarse entre un 50% análisis y reflexión, y un 50% voz interior.

 

 

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This