La gente siempre responde a la alegría positivamente | Felipe Gonzalez Gervaso

 

Cómo seres humanos debemos hacer todo el esfuerzo posible por mantenernos alegres, a pesar de los problemas o circunstancias que nos rodeen, pues una actitud positiva y alegre nos permitirá ser personas exitosas, sin importar lo mucho o poco que tengamos. Con nuestra alegría y optimismo no sólo nos ayudaremos a nosotros, sino que  influiremos  positivamente a las personas que se encuentran encuentra a nuestro alrededor, contagiándolos  de nuestra actitud positiva e instándolos a vivir de la misma forma. La gente siempre responderá de manera positiva a nuestro entusiasmo y alegría.

Ser alegre no significa que estemos libres de problemas y que nuestra vida sea color de rosa, significa que a pesar de todas las adversidades y problemas, podemos hacerle frente con nuestra mejor sonrisa y actitud. Todo lo que sucede en nuestra vida para bien o para mal, nos dejará una ganancia, por lo que hay que apreciar toda situación que se nos presente como lo que es: una oportunidad de aprender y vivir.

Debemos evitar concentrarnos en lo negativo que nos rodea. Las cosas malas han existido, existen y existirán siempre, pero las cosas buenas también, y en ellas que debemos concentrarnos. Debemos evitar que las sensaciones negativas como el estrés, los sentimientos de inferioridad, las preocupaciones y las penas, nos controlen y nos mantengan con un estado de ánimo sombrío. Las cosas negativas y los problemas siempre existirán, pero es tu decisión permitir que te afecten o no.

Tenemos la errado idea de que no podemos ser felices a, menos que todos nuestros problemas desaparezcan. Podemos estar felices y muy motivados y apenas surge el primer problema ya cambia nuestro estado  de ánimo y damos paso a sentimientos de tristeza y frustración  que debemos evitar a toda costa.

La verdadera alegría es la que surge después de que a pesar de todo lo malo, logramos ver lo bueno de cada experiencia. Para ser exitosos y felices, debemos enfocarnos en la parte positiva de la vida, evitar caer en pensamientos negativos, solo de esta manera atraeremos cosas buenas y experiencias gratificantes.

Si decidimos vivir en el mundo de la felicidad, nos enfocarnos en lo positivo viendo los problemas y obstáculos, como oportunidades para demostrarnos que somos fuertes y podemos con cualquier situación que se nos presente.

Si decidimos vivir en el mundo de la negatividad, encontrar la felicidad nos parecerá  muy lejana de alcanzar, puesto que no estos pensamientos negativos nos llevarán llevará na pensar que no la merecemos.

Cualquiera de estas dos realidades expuestas tienen el poder de establecerse en nuestras  mentes.

Empecemos a buscar y encontrar detalles sencillos que la vida nos ofrece todos los días, los pequeños momentos de felicidad que unidos, nos regalan la felicidad completa que queremos y merecemos. Concentremos  nuestras energías en estos detalles, viendo la vida con actitud positiva agradeciendo cada día nuevo lleno de oportunidades para disfrutar  junto a nuestros seres amados.

La vida es un viaje y como tal hay que disfrutarlo, y con una sonrisa siempre todo se ve más bonito y especial.

Share This