La importancia de la publicidad en mi negocio | Felipe Gonzalez Gervaso

 

La publicidad no es una elección, es el camino para dar a conocer tu producto o servicio, así lo ha asegurado Felipe González Gervaso, quien es experto en liderazgo y emprendimiento.

Pero… ¿por qué nuestro experto nos dice esto con tanta seguridad? La respuesta es simple; el diseño de una buena estrategia publicitaria es imprescindible para generar ventas y posicionarse en el mercado, de lo contrario no crees muchas expectativas con tu negocio.

Y como ya imaginarás, toda empresa (sea grande, mediana o pequeña), necesita de la publicidad para alcanzar el éxito. ¿Qué te parece si seguimos viendo más detalles? Veamos.

¿Por qué es tan importante la publicidad para mi negocio?

Existen varios elementos por el que la publicidad juega un papel tan importante dentro de un negocio. Si bien el crecimiento de una empresa depende mucho del tiempo que inviertas en ella, de la inversión y de la calidad del producto, las ventas son las que garantizarán su estabilidad.

Y desde luego, la mejor manera de generar ventas es a través de la publicidad, es decir, hacer que los consumidores se enteren del producto que estás vendiendo (sobre sus beneficios, para qué sirve, cómo usarlo, etc.).

Esto es lo que te permitirá atraer clientes y posicionar tu marca, claro, el éxito también dependerá de la calidad del producto o el servicio.

Aunque, de nada sirve ofrecer el mejor producto o el mejor servicio del mundo, si no lo das a conocer a través de una buena estrategia de publicidad; ya que si nadie se entera de su existencia no generarás ventas y un negocio sin ventas no es nada.

       

  La publicidad en las Pymes

Para diseñar una estrategia publicitaria en tu pequeña o mediana empresa, nuestro experto nos plantea que antes es importante conocer tu público objetivo, fijar un presupuesto y  determinar el tema a promocionar.

Con estas herramientas las Pymes aseguran su prosperidad en materia de seguridad, aunque hay un aspecto muy importante; los emprendedores no suelen disponer de tanto dinero como para invertir en campañas publicitarias muy ambiciosas.

Por ejemplo, para una pequeña empresa resulta imposible promocionar su producto o servicio en  los medios de comunicación tradicionales (TV, radio, prensa, revistas…).

Es por esta razón que estos negocios se ven obligados a utilizar recursos no tradicionales como el Internet, una herramienta que en los últimos años se ha convertido en un canal publicitario bastante potente y económico.

Ya para terminar el especialista Felipe González Gervaso, concluye que una empresa que no publicite su producto en Internet prácticamente no existe, aunque lo ideal sería promocionar el negocio tantos por los canales tradicionales como por la web.

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This