La motivación del emprendedor | Felipe Gonzalez Gervaso

La motivación del emprendedor

En tu papel de emprendedor, igual que en cualquier otro aspecto de tu vida, las cosas no siempre serán sencillas y rápidas. Estos son los instantes donde la motivación, entre otras cosas, te impulsará a continuar hacia tus metas, solventando las dificultades que se puedan presentar. La motivación del emprendedor es fundamental en este proceso, tanto como lo es la idea del negocio y el esfuerzo que le dediques a concretarla.

Si necesitas encontrar la motivación necesaria o mantener la que ya tienes, estos consejos te ayudaran a seguir perseverando en tus planes:

Mejora cada día, pero no apuntes a la perfección

La perfección no existe. Si tu meta es crear un producto o servicio perfecto, la frustración terminará ganando. Lo que si debes hacer es dedicarte a ser cada día mejor que el anterior. Corrige los errores y prepárate, aún más, para afrontar los futuros retos. Esa es la motivación que te llevara a cumplir tus objetivos.

No lo hagas (solo) por las ganancias.

Está claro que tienes aspiraciones económicas e inversiones relacionadas con tu proyecto de emprendimiento. Sin embargo, la motivación no puede estar centrada en las ganancias que obtengas. Si condicionas tu nivel de esfuerzo al tamaño de la recompensa, en lugar de motivación encontraras un enorme obstáculo.

 

En la línea del punto anterior, tu deseo de crear un buen producto o de ofrecer un buen servicio, que constantemente mejore, es el mejor combustible para tu emprendimiento. Enfoca tu negocio en ser fuente de solución de problemas que otros tengan. De esta manera, acudirán a ti para resolverlo. Las ganancias vendrán junto con ellos.

Busca fuentes de inspiración

Existen muchos libros, blogs y películas que puedes aprovechar para conseguir un poco de motivación extra. Las historias de éxito, los fracasos y los aprendizajes de otros emprendedores, son una fuente muy valiosa de impulso. Porque puedes empatizar con otros que han pensado, sentido e incluso, vivido situaciones similares a las tuyas.

Control emocional

Cuando eres un emprendedor, las frustraciones pueden ser agobiantes. Sientes mucha presión y mucho estrés. Todo esto se convierte en un caldo perfecto para la negatividad, la ira, el descontrol y otras emociones negativas que tienen un impacto directo, no solo en tu motivación, sino en tu desempeño.

 

Por ese motivo debes trabajar y mantener una saludable autoestima y tener confianza en ti mismo. Asimismo evita las palabras y pensamientos negativos. Un momento de rabia lo tiene cualquiera, pero no te quedes en esa emoción.

 

Practica métodos de relajación y autocontrol, como la meditación, así como actividades físicas que te permitan combatir la ansiedad y despejar la mente. Aprende a valorar lo que tienes y lo que has logrado, viéndolo con perspectiva y ecuanimidad.

Descansa

Seguramente a veces sientes que no puedes permitirte el lujo de un descanso para lograr tus metas. Esto es un grave error y debes repararlo de inmediato. No puedo enfatizar lo suficiente, lo necesario y sano que es tener momentos de desconexión y descanso.

 

En estos descansos puedes recargar tus energías, renovar tus ideas y mantener fresca tu motivación. Si no los tomas lo único que lograras es agotarte física y mentalmente, al punto donde estarás más cerca de renunciar por el odio que ahora sientes ante tu proyecto.

 

 

Emprendiendo gonzalez gervaso
  • https://www.facebook.com/Apoyo-a-Emprendedores-324637331207419/
  • https://plus.google.com/u/0/109382632447179178137

Emprendiendo Felipe González Gervaso

 

Share This