Los obstáculos son necesarios para el éxito. | Felipe Gonzalez Gervaso

Los obstáculos son necesarios para el éxito. Solemos pensar que las personas exitosas las cosas se le dan por arte de magia o suerte, que todo les sale  bien y ya. Y esto casi nunca es cierto, lo que sucede es que la mayoría de las veces no vemos el esfuerzo que esta personas realizan, ni el trabajo que hacen, ni los problemas que tienen, ni las veces que fracasan.

Para convertirnos en personas exitosas debemos trabajar, y muy duro. Debemos estar dispuestos a cancelar el precio que el ser exitosos requiere. Hay que tener constancia y paciencia, y tener en claro que construir el éxito requiere de esfuerzo, tiempo y energía.

 

Y es claro, lo que nosotros calificamos como éxito, debe ser una meta importante para nosotros, porque debe mantenernos motivados y atentos para poder superar los obstáculos y avistar oportunidades que nos lleven a lograrla. Sin duda, debe ser algo que sea significativo para ti, no para los demás. Tú serás el que se sacrifique, el que luche y el que se esfuerce por lograr los objetivos planteados.

 

El que una meta propuesta que significa éxito para ti, sea algo que te guste y te motive es fundamental. La actitud positiva será lo que te permitirá atraer y lograr las cosas que deseas, y francamente, si no estás a gusto con lo que haces, si sientes que estás obligado a hacer ese trabajo o a vivir esa vida  y tu humor día a día es sombrío y vives frustrado y triste, tu actitud nunca podrá ser positiva, y por ende, el éxito jamás llegará a tus manos.

 

  • Que son las metas alcanzables.

 

Una meta alcanzable es algo que podemos obtener, algo que con trabajo y esfuerzo lograremos conseguir. Existen metas que pueden ser muy fáciles de lograr para algunos y no para otros, esto dependerá de las habilidades y el nivel de desempeño de cada persona.

 

En el camino para lograr nuestras metas, encontraremos obstáculos de mediana a alta dificultad, que nos harán esforzarnos el doble para poder superarlos, y esto nos enseñará a que siempre en la vida habrá problemas, pero que es algo normal, que simplemente debemos aceptarlo como algo natural y no encerrarnos a pensar que por que me pasan estas cosas a mí, sino al contrario, buscar soluciones y mantener nuestra actitud positiva a pesar de todo, pues debemos recordar que en todo lo vivido existe una ganancia, y de las experiencias negativas también aprendemos y nos nutrimos.

 

Cuando nos planteamos nuestras metas, nuestra autoestima juega un papel fundamental en todo esto. Dependerá de que tipo de autoestima poseemos, la meta que nos tracemos.

 

Una persona que posee una alta autoestima, confía en sus habilidades y capacidades y esta actitud positiva le permitirá hacerle frente a los problemas y dificultades, pues los obstáculos no aminorann su ánimo ni le hacen perder la motivación para alcanzar sus objetivos.

 

Por otro lado las personas con baja autoestima no se arriesgan nunca, por no considerarse aptas o capaces para enfrentar los problemas y posibles fracasos que vendrán al intentar alcanzar una meta. Y cuando logra arriesgarse, tiende a desmotivarse fácilmente ante la primera dificultad que aparece  pues piensa que el problema es ella, que no posee lo que se necesita para lograr ser exitoso.

 

Share This