Tú no necesitas la aprobación de los demás. Sigue adelante. | Felipe Gonzalez Gervaso

Quién no se ha sentido feliz cuando es felicitado, premiado y felicitado por otro, que otras personas aprecien algo de nosotros nos da un sentimiento de satisfacción muy grande especialmente cuando se ha puesto empeño en ello. El desear que otras personas aprueben lo que somos, lo que pensamos y hacemos es muchas veces es la motivación que todos necesitamos.

Sin embargo, una cosa es desearlo y otra cosa es necesitarlo, no se debe de caer en el error de depender de la aprobación de los demás, habrá más decepciones que alegrías.

Como bien dicen: “Es imposible darle el gusto a todos”, la mente de cada una de las personas es un universo, con ideas y pensamientos opuestos los unos de los otros, es por eso que existen diversos grupos ideológicos, diversos partidos políticos, o personas que prefieran ver películas de fantasía y otros casos de la vida real, en fin, cada quien tiene su propia opinión y su punto de vista totalmente diferente a pesar de estar en el mismo lugar y en la misma hora.

Por eso, cuando se trata de pedir la opinión de alguien respecto a una cosa o situación, siempre habrá quienes opinen positivamente y habrá otros quienes opinen negativamente.

Lo mismo sucede contigo, habrá personas que tengan una opinión buena de ti o una opinión mala, debido a eso, nos exponemos todo el tiempo a críticas que nos puedan llegar a afectar.

Las personas que desean en algún momento la aprobación pero no les es vital

, generalmente toma las críticas para evaluarse a sí mismos o su trabajo, encontrará que muchas críticas pueden ser constructivas y las destructivas hechas por envidia o ignorancia simplemente las desecha y sigue adelante.

Las personas que necesitan de la aprobación de los demás, generalmente viven de la opinión de las personas, y siempre están luchando por agradarles a todos, y no pueden dar un paso adelante hasta que todos queden plenamente satisfechos. Cuando en algún momento de su vida tiene que encarar críticas y rechazo, estas personas llegan incluso hasta a auto-rechazarse, a verse a sí mismos como alguien inútil que no puede hacer nada bien, pasando a segundo término todos los elogios que recibió.

Una auto-examinación del porqué dependemos y necesitamos de la aprobación de otras personas puede ser la clave para ir superando este mal, de ser posible, es recomendable la asistencia de un guía profesional como un psicólogo que nos ayude a determinar cómo llegamos a esto y de qué manera se puede superar adecuadamente.

Buscar la aprobación de las personas puede ser un indicador para saber si vamos por buen camino o para poder encajar en nuestro círculo social, pero siempre hay que recordar que es más importante lo que pensamos de nosotros mismos pues solo nosotros nos conocemos los suficiente y sabemos por qué hacemos las cosas, otras personas no pueden conocer nuestro, contexto, nuestro propósito, ni nuestras intenciones tanto como lo sabemos nosotros mismos

Espero que te ayude: Felipe González Gervaso.

Share This