Tenemos el poder de influir en nosotros mismos | Felipe Gonzalez Gervaso

Tenemos el poder de influir en nosotros mismos. Según el experto en motivación y autoayuda, Felipe González Gervaso, las personas que imperan en el entorno no son las únicas que tienen el poder de incidir en nuestro comportamiento y manera de pensar.

Y es que el ser humano también tiene la capacidad de influir en sí mismo. Pero, ¿cómo? ¡Sencillo!, mediante el pensamiento y el lenguaje que emplea, ya que nosotros somos lo que pensamos y decimos.

¿Cómo influyen nuestros pensamientos en nosotros?

La mente humana es muy poderosa y obedece lealmente a aquello que le ordenemos, por lo que se caracteriza por ser rápida, obediente y ágil.

Pensar regularmente en un episodio que nos genere molestia o incomodidad puede generar efectos bioquímicos en nuestro cuerpo: incrementado nuestra adrenalina y reviviendo lo que sentimos cuando atravesamos por esa situación.

Programar la mente y el cuerpo

Debemos tener claro que durante nuestro trayecto en este plano terrenal solemos vivir episodios que, pueden convertirse en experiencias traumáticas que nos marcan y pueden llegar a afectarnos si no aprendemos a controlar nuestros pensamientos.

Por esta razón, el experto Felipe González Gervaso recomienda que desde que nos levantemos en las mañanas cultivemos pensamientos positivos para programar la mente y el cuerpo, todo con el propósito de que se conecten con las buenas energías.

 

Las palabras también repercuten en nosotros

Así como nuestros pensamientos pueden determinar un día exitoso, las palabras también tienen el poder de crear una realidad en nuestra mente, incluso en el cerebro de los demás.

No olvidemos que a través de las palabras comunicamos ideas, sentimientos y emociones. De modo que cuando interactuamos verbalmente con otras personas o con nosotros mismos, podríamos proporcionarnos o restarnos fuerzas, pues el uso del lenguaje está estrechamente asociado el desarrollo de una vida exitosa.

 

Elige las palabras que determinarán tu personalidad

Toda persona en el mundo debería saber el lenguaje es un recurso que tiene un valor inconmensurable, ya que a través de las palabras reflejamos lo que pensamos y lo que somos ante el mundo.

 

Tenemos la opción de utilizar expresiones que reflejen inseguridad y desconfianza en nosotros, como por ejemplo: ‘no puedo’, ‘no sé si soy capaz’, ‘no sé qué hacer’. O tomar la decisión de influir en nosotros mismos con frases que proyecten una actitud más positiva: ‘soy capaz’, ‘sí puedo’, ‘voy a hacerlo’, etc.

 

En conclusión, el especialista Felipe González Gervaso, deja entrever en este post que todos tenemos el poder de influir en nosotros mismos, porque estamos hechos a imagen y semejanza de los pensamientos que alimentamos y las palabras que decimos.

 

Imágenes: Pixabay.com

Share This