Vivir en el presente y desterrar los pensamientos negativos. | Felipe Gonzalez Gervaso

El carácter y la forma de ser de las personas se determinan en parte por el medio en que vivimos, las personas, los lugares y las cosas con las que crecimos, fueron parte importante para definir las personas que ahora somos. Al mismo tiempo, tenemos aspiraciones de las personas en las que nos queremos convertir en el futuro.

 

Pero no todo es perfecto, a veces convivimos en nuestra niñez ya sea con padres autoritarios y sobreprotectores, con maestros que nos regañaban por no aprender rápidamente, por un ambiente violento, entre muchas otras cosas que van corrompiendo a los niños, haciéndolos pensar que está bien ser igual de violentos, desconfiados, y soberbios como los demás.

 

La falta de confianza en uno mismo, la falta  autoestima y la de una buena actitud ante la vida, van haciendo de nosotros personas con las cuales es difícil de tratar, tendemos a tener miedo del futuro desconocido que nos depara, impidiéndonos tener un buen estilo de vida.

 

La importancia de desterrar los pensamientos negativos radica en el desarrollo de uno mismo, esto quiere decir, que mientras más negativos seamos, ya sea por nuestro pasado o los miedo del futuro, más difícil podrá ser para nosotros progresar en nuestra persona, y por lo tanto en muchas cosas que deseamos.

 

 

Los rencores, la apatía, el recelo, entre muchos otros antivalores, nos mantienen en un nivel muy bajo, dichos pensamientos negativos están asociados a la etapa inmadura del ser humano, ya que significa que no existe un auto control de nuestros pensamientos, un auto conocimiento, ni una buena autoestima, también es un indicio de que hay una carencia del buen raciocinio y muchas otras aptitudes que con el tiempo y la madurez vamos adquiriendo.

 

El ser humano es completamente capaz de adaptarse a nuevos entornos, sin embargo muchas veces se decide seguir cargando con recuerdos e ideas de tiempos viejos, son cosas que solamente se encuentran en la mente y forman parte de un recuerdo como es el pasado o algo imaginario como lo es el futuro.

Una vez que comprendemos que todo se encuentra en la mente, y que somos capaces de desarrollarnos cada día, es que podemos tomar medidas para tener un mejor estilo de vida a partir de la creación y adopción de nuevos pensamientos más positivos y reales, de ese modo actuar de una mejor manera ante una situación adversa.

 

Existen métodos para ir desconectándonos de nosotros mismos, de nuestros pensamientos negativos que nos abordan inconscientemente, y esto es enfocándose en lo que sucede aquí y ahora. Una de los ejercicios con los que se puede empezar es aumentando nuestra atención a los sentidos: date un momento para sentarte en tu jardín o un parque, escucha, siente y observa, trata de no divagar. Usa un recordatorio como un anillo o pulsera que puedas ver, recuerda tu compromiso de vivir el ahora cada vez que lo veas. En fin, existen muchas maneras de dejar atrás los malos pensamientos, pero recuerda que es necesaria tu voluntad de vivir el presente.

 

Espero que te sea de ayuda. Felipe González Gervaso

Share This