Debes evaluar tu desempeño para emprender | Felipe Gonzalez Gervaso

Para emprender debes evaluar tu desempeño día tras día, no puedes simplemente embargarte en un camino, sin ni si quiera evaluar el transcurso del mismo. Recuerda que lo que no se detecta, no se corrige.

De igual manera, de los errores también se aprende. Entonces, si no conoces como es el desenvolvimiento de tu camino, ni mucho menos conoces en que te has equivocado, no podrás corregirlo y al final, tus resultados no serán los que esperabas.

 

¿De qué manera puedes evaluar tu desempeño?

 

Una de las mejores cosas que puedes hacer para evaluar tu desempeño, en comparar el antes y el después. Por ejemplo, si tu trabajo es de redacción, puedes elegir un texto que hayas redactado al inicio y compararlo con uno actualizado, y de esta manera podrás observar cómo ha sido tu evolución.

Siguiendo con el miso ejemplo, podrías evaluar desde el inicio, que tiempo te toma redactar un texto de cierta cantidad de palabras. Pasado el tiempo, puedes hacer lo mismo, con un texto de la misma extensión y evaluar si continuas en el mismo punto, o ahora eres más veloz.

Otra manera de evaluar tu desempeño, es a través de la calificación que recibes, en aquellos casos donde trabajar para otras personas. Del mismo modo, si trabajas de forma independiente, pero te desempeñas atendiendo al púbico, estos también podrías evaluar tu desempeño.

Por consiguiente, para ser un buen emprendedor y ser exitoso, es muy importante que escuches la opinión de las demás personas. Cabe destacar, que no siempre los comentarios serán positivos, ni mucho menos, todas las críticas serán constructivas.

Por ende, eres tú mismo, quien debe discernir entre aquellos comentarios que tomaras en cuenta y los que definitivamente dejarás a un lado. Pero siempre es importante la opinión de tus clientes, esta es la mejor evaluación para aquellos que tienen un negocio o empresa.

 

¿Qué debes hacer luego de evaluar tu desempeño?

 

Como cualquier evaluación, no puedes conformarte simplemente con la calificación que recibas, ya que, para emprender, debes superarte a ti mismo, día tras día.

Por ejemplo, en aquellos casos donde la evaluación no es del todo positiva, debes considerar mejorar, prepararte y dar lo mejor de ti, con la finalidad de obtener los resultados esperados y de ofrecerles a tus clientes un buen servicio, de ser este el caso.

Por otro lado, si la calificación es buena, tampoco debes sentarte y cruzarte de brazos, recuerda que lo difícil del éxito no es alcanzarlo, sino mantenerlo. Cualquier persona con esfuerzo y dedicación puede lograr ser exitosa, pero solo continuarán disfrutando de ese éxito, aquellos que son constantes y nunca pierden de vista su objetivo.

Evaluarse es sencillo, la parte complicada aparece cuando debes mejorar lo que venias haciendo. Por ello, es importante que sigas cada uno de los consejos que te hemos dado el día de hoy, y puedas aprovechar este artículo, para colocar en práctica cada uno de ellos. Y de ser posible, trasmitirlo a tus seres queridos para que también sean personas emprendedoras.

 

 

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This