Los pequeños esfuerzos también hacen la diferencia | Felipe Gonzalez Gervaso

Los pequeños esfuerzos también hacen la diferencia

pequeños esfuerzos

El ser humano esta acostumbrado a observar solo los grandes esfuerzos y ni si quiera notan los pequeños esfuerzos. Sin embargo, estos también tienen la potestad de impulsarte directo al éxito y lograr que seas un buen emprendedor.

Por consiguiente, no puedes solo concentrarte en hacer logros grandes y olvidar aquellas cosas que parecen “insignificantes”. Pero como podrás ver, por muy simples que parezcan, por poco llamativas que sean y por poca importancia que le den los demás, jamás las olvides.

Debes aprender a trabajar también en esos pequeños esfuerzos, los cuales, te darán la oportunidad de dirigir tu camino y tu éxito hacia donde desees.

Por ejemplo, hasta el hecho de llegar al trabajo y dar los “buenos días”, logra un gran cambio, no solo en ti, sino también en tus compañeros de trabajo. Por ende, también lograras un gran cambio en ese espacio laboral que te acoge la mayor parte de tu valioso día.

Asimismo, dar las gracias por aquello que has recibido, e incluso por lo que no, también genera un gran cambio en tu interior. El ser agradecido te abre miles de puertas que te dirigen directo hacia el camino del éxito.

 

¿Qué debo considerar?

 

Cabe destacar, que de los pequeños esfuerzos se obtienen grandes resultados. Lo primero que debes hacer, es comenzar a cambiar el chip que has tenido toda tu vida, donde solo puedes obtener resultados con los esfuerzos grandes.

Por consiguiente, para empezar a trabaja en los pequeños esfuerzos, no tiene nada del otro mundo. Lo único que debes considerar, es dar lo mejor de ti en cada cosa que hagas, colocar tu mayor esfuerzo en cada labor por muy insignificante que parezca.

Muchas veces no nos damos cuenta, que estas cosas de las cuales ni si quiera nos percatamos, terminan convirtiéndose en cada una de las piedritas que irán construyendo tu camino hacia el éxito.

Para poder emprender debes dar lo mejor de ti en todo. Es por esta razón, que para ser exitoso necesitarás hacer no solo grandes esfuerzos, sino también, pequeños esfuerzos.

¿Cómo mantener la motivación?

 

Esta es una excelente pregunta, ya que, como ya se mencionó al inicio, los pequeños esfuerzos tienden a pasar desapercibidos la mayoría del tiempo. Así que, es de suma importancia mencionar algunas claves, para mantener la motivación y seguir trabajando en ellos de manera consciente.

Por consiguiente, no veas cada esfuerzo como una obligación, velo como un estilo de vida que poco a poco te irá conduciendo hacia tu meta. Ya que, si lo ves como una obligación, va a llegar un punto en el que te sientas presionado o saturado y esta no es la intención.

Del mismo modo, no lo veas como algo a largo plazo, puedes colocarlo en práctica, un día a la vez, sin prisa. Verás que llegará el momento en el que ya se te haya convertido en rutina. Por último, recuerda cada día de tu vida que ¡Los pequeños esfuerzos también hacen la diferencia!

 

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This