Ocuparse en lugar de preocuparse | Felipe Gonzalez Gervaso

Ocuparse en lugar de preocuparse

Ocuparse en lugar de preocuparse

La mayoría de las personas que desean emprender, cuando se les presenta un problema, solo se preocupan, y la clave está en ocuparse en lugar de preocuparse. Cabe destacar, que nada haces preocupándote y sufriendo por los problemas, lo que debes hacer, es actuar lo más rápido posible para resolverlo.

Por consiguiente, no te preocupes por el problema, no te detengas, haz lo posible por vencer ese obstáculo. Recuerda que no existe camino sin obstáculos, debes aprender a superarlos si realmente quieres ser un emprendedor exitoso.

Dicho en otras palabra, lo que importa no es el problema. Lo que verdaderamente importa, es que tengas el valor de asumirlo y enfrentarlo. No te vayas a detener por nada del mundo, se valiente y enfrenta a la vida. Lucha por tus suelos y por lo que más deseas.

Lucha por ser un buen emprendedor, una persona de admirar, se ejemplo para los demás. Quizá no lo sepas, pero muy probablemente puedas ser la inspiración de otra persona. Pero ante todo, ante cualquier otra persona, al primero que debes demostrarle que eres valiente, que eres capaz de luchar por tu emprendimiento, es a ti mismo.

Asimismo, eres tu quien debe calificar, que tan importante son tus sueños para ti. Eres tu quien debe calificar como has enfrentado todos los obstáculos que se han presentado.

Cabe destacar, que preocuparse no está mal, lo que está mal es que solo se quede en ello. Que solo te preocupes, que solo pienses en las posibles consecuencias que dicho problema trae consigo. Así como también, que te abrumes por ello y no busques la manera de solventarlo.

Hay cosas que se escapan de tus manos, pero lo importante es que por lo menos te muevas y trates de buscar una solución, así no te sentirás mal contigo mismo. Porque en un futuro podrás decir, ¡lo intente, luche por mis sueños y lo logre!

También es cierto, que algunas veces en nuestro intento desesperado por emprender, cometemos errores, o simplemente no se nos da la oportunidad de llevar a cabo los proyectos que tenemos en mente. Pero de igual manera lo habrás logrado, si por lo menos aprendiste algo, si por lo menos sacaste algo bueno de dicha experiencia.

Luego de preocuparte, comienza a moverte, a buscar soluciones. Uno de los mejores consejos que te puedo dar, es que analices, cual fue el origen de dicho problema, ya que, así será mucho más sencillo tratar de conseguir una solución.

Así como también, el conocer el origen de dicho problema, te permite evitar en la medida de lo posible, que este se repita.

Es importante que recuerdes, que lo ideal es buscar varias opciones, los llamados “plan A y plan B” y si logras idear un “plan C”, sería ideal. Entre más opciones tengas, mucho mejor. Si ya has implementado una y fallo, no te abrumes busca otra alternativa.

Lo importante es que no te asustes y enfrentes lo problemas, porque si te asustas, te bloqueas, y si te bloqueas, no piensas, y si no piensas, no actúas. Así que, lo mejor es ocuparse en lugar de preocuparse.

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This