Ser optimista es la clave del emprendimiento | Felipe Gonzalez Gervaso

Ser optimista es la clave del emprendimiento

ser optimista

Si realmente deseas emprender, ser optimista es lo que necesitas para lograr ser una persona exitosa. Una persona optimista es aquella que tiende a ver y a juzgar las cosas en su aspecto más positivo o más favorable.

La clave del emprendimiento es el optimismo, por ello, debe aprender a ver las cosas por el lado positivo. Muchas personas se consiguen con obstáculos en el camino y simplemente se sientan a pensar en lo malo, o hablan solo de lo malo, en lugar de recordar y realzar las cosas buenas que han sido parte de su experiencia.

Siendo así, una de las principales causas de fracaso, en aquellas personas que no logran emprender. Por esta razón, he decidido redactar este artículo y darles algunos consejos para que practiquen el optimismo y sean personas exitosas.

 

¿Cómo puedo ser optimista en los malos momentos?

 

Cabe destacar, que para ser optimista en aquellos momentos que consideras que nos malos, lo primero que debes hacer, es mantener la calma. Recuerda que por alguna razón suceden las cosas y que todo lo que sucede siempre será lo mejor.

No puedes simplemente sentarte a llorar por lo que está sucediendo, porque la cosa no es preocuparse, sino ocuparse de lo que pasa. Créeme que ahí sentado, llorando, no vas a solucionar nada, al contrario, lo único que vas a hacer es perder tu tiempo y perder energía innecesariamente.

Asimismo, si solo te sientas a llorar tu mente se bloquea y no puedes pensar claramente en una solución. Por otro lado, muchas personas tienden a perder el control, cuando se les presenta un obstáculo en su camino, y muchas de ellas no pueden controlar sus emociones y comienzan a gritar.

Es muy importante, que tengas presente, que gritando tampoco vas a conseguir resolver las cosas. Al contrario, lo único que vas a hacer es aumentar tu nivel de estrés y tu mente se va a bloquear aún más, y se te hará mucho más difícil pensar en una solución.

Aunado a ello, no basta solo con pensar en una solución, debes ser optimista y dar el primer paso para resolverlo. Colocar en práctica todo aquello que has analizado y pensado, esta, es la mejor manera de resolver tus problemas.

Por otro lado, es necesario que sepas, que de las cosas malas también se aprende, es decir, no solo de las buenas podrás obtener un aprendizaje. Así que, aprovecha cada vivencia para aprender, aunque sea una cosa de cada una de ellas.

De igual manera, recuerda que no todo puede salir como quieres, no todo puede obtener los resultados que tu querías. En muchas ocasiones los resultados son distintos, pero no por ello quiere decir que estén mal.

Por último, aprende a ser optimista, y no olvides, que no siempre lo que quieres es precisamente lo mejor para ti. A veces el destino tiene planes distintos para ti, pero aun así, con optimismo, podrás comprender que es lo que la vida ha preparado para ti.

 

 

 

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This