Todo esfuerzo tiene buenos resultados | Felipe Gonzalez Gervaso

Todo esfuerzo tiene buenos resultados

todo esfuerzo tiene buenos resultados

La mayoría de las personas se inclinan por el camino más sencillo, pero todo esfuerzo tiene buenos resultados. No puedes esperar los mejores resultados del mundo, si ni si quiera colocas un mínimo esfuerzo para ello.

Por consiguiente, debes aprender a ser una persona responsable y dedicada con tu trabajo. De igual manera, la constancia es de suma importancia para que puedas emprender y ser una persona exitosa.

Lo que obtienes gracias a tu esfuerzo, lo valoras más, lo cuidas más y lo aprecias mucho más. Porque cuando colocas todo tu esfuerzo en algo y eso rinde frutos, aprendes a cuidarlos más y a procurar que se mantenga así.

Por ejemplo, si tienes una evaluación y no estudias para la misma, no esperes tener la máxima calificación. Por el contrario, si te tomas tu tiempo para estudiar y aprender bien las cosas, aumentas la probabilidad de que esto suceda.

Aunque parezca algo ilógico, existen muchas personas que incluso, se molestan si no obtienen los mejores resultados. No entienden que los resultados serán proporcionales a su esfuerzo, que de acuerdo al esfuerzo que le coloquen serán los resultados que obtengan.

 

¿Qué debo considerar?

 

Primero que nada, recuerda que todo esfuerzo tiene buenos resultados. Por consiguiente, es muy importante que seas constante y que le dediques el tiempo suficiente a cada una de las cosas que hagas.

Otro de los errores más comunes que cometen las personas, es que intentan hacer muchas cosas al mismo tiempo, y no hay ningún problema por ello. El verdadero inconveniente, es si sobrepasas tu capacidad límite.

Por ende, lo recomendable es que no te comprometas con muchas cosas al mismo tiempo. Algo que podrías hacer, es ir incluyendo poco a poco, las cosas a tu lista de actividades. Con la finalidad de que vayas probando, cuál es tu capacidad limite.

Una vez descubierta cuál es tu capacidad, no la sobrepases, trata de mantenerte al margen e ir trabajando con lo que tienes. Ahora bien, si a medida que transcurre el tiempo, sientes que ahora eres capaz de incluir más cosas, entonces puedes hacerlo.

Lo importante es que vayas poco a poco, y mantengas un ritmo constante. El ritmo es muy importante, no puedes empezar con todo el entusiasmo del mundo y luego comenzar a disminuir tu desempeño.

Cabe destacar, que esto suele suceder, porque algunas personas cuando ya se están acercando a la meta, consideran que no necesitan esforzarse mucho, porque ya van a llegar. Las cuales, están muy equivocadas, porque el éxito no es solo alcanzarlo, sino mantenerlo.

Cuando sientas que estás perdiendo la motivación, recuerda cuál es tu objetivo principal, esta es una de las mejores maneras de permanecer constante. Otra solución que te puedo dar, para que esto no suceda, es que establezcas metas a corto plazo y a largo plazo.

Al hacer esto, no verás el camino como una meta muy lejana, sino al contrario, la verás mucho más cerca y esto te motivará mejor. Por último, recuerda que todo esfuerzo tiene buenos resultados.

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This