Toma decisiones: ser feliz también es una decisión | Felipe Gonzalez Gervaso

SER FELIZ TAMBIÉN ES UNA DECISIÓN

 

Muchas veces nos limitamos a pensar que solo podemos decidir sobre un trabajo, un viaje o un proyecto, y terminamos olvidando que ser feliz también es una decisión.

Cuando cada acción que realizamos va de la mano con ese sentimiento de felicidad, los resultados son aún mejor de lo esperado, ayudándonos no solo en nuestro desarrollo profesional, sino también en nuestro desarrollo personal.

La mayoría de las veces, nos concentramos en seguir creciendo profesionalmente y nos olvidamos del yo interior, de lo que sentimos, y descuidamos nuestro crecimiento personal y emocional.

No está mal dedicarse a crecer profesionalmente, esto también cuenta, y es fundamental en la vida de todo ser humano, pero por enfocarte en tus metas profesionales, no descuides tus metas emocionales, esto también forma parte del desarrollo de cada individuo.

Perfectamente puedes desarrollarte paralelamente, tanto profesionalmente como personalmente, esto sería lo ideal, mientras te sientas feliz consigo mismo podrás desenvolverte de una mejor manera en tu área laboral.

Cada persona es única y autentica, lo que te hace feliz a ti, posiblemente no es lo mismo que hace feliz a los demás, lo que verdaderamente importa es que sepas distinguir cuales son estas cosas que te generan felicidad a ti.

Debes analizar qué es lo que realmente te hace feliz, esto te ayudara a crecer como persona. La felicidad es aquella que te hará sentir pleno, tranquilo y seguro, es la que te impulsara a emprender, a hacer las cosas, y a realizarlas de la mejor manera posible.

Si estas feliz, te sientes pleno y tranquilo, tu desempeño laboral tendrá mejores frutos, esta será una excelente herramienta para tu desarrollo laboral, ayudándote a crecer profesionalmente día a día, lo cual, te generara felicidad, es decir, este es un circulo, donde un hecho fomenta el crecimiento del otro.

Como puedes ver, la felicidad es la bandera de tus acciones, y solo tú eres el responsable de decidir si deseas ser feliz o dejarla en segundo plano. Recuerda que tú eres el único responsable de hacerte feliz, solo tú tienes el poder de tomar esa decisión.

El peor error que puedes cometer es esperar a que otra persona te haga feliz, tú no necesitas tener a nadie a tu lado para ser feliz, tú eres suficiente para generar este sentimiento en ti. Así como, no necesitas haber llegado a la meta para sentirte feliz, puedes hacerlo mientras caminas hacia a ella.

Nunca esperes a que llegue el momento para empezar a ser feliz, la vida es una sola, y los días no pasan en vano, aprovecha el aquí y el ahora, y comienza a ser feliz desde ya. No necesitas una vida perfecta para sentirte feliz, porque cada situación que vivimos durante este corto viaje llamado vida, es un aprendizaje, y ya esto es motivo de felicidad.

Por último, date la oportunidad de crecer paralelamente, date la oportunidad de desarrollarte profesionalmente y personalmente. Posiblemente la felicidad plena no existe, pero hasta “Ser feliz también es una decisión”.

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Gracias!

Share This